El mercado de los videojuegos en 2022: un año de sube y baja

0
137

El mercado de los videojuegos aparentemente estaba en constante ascenso desde 2020, pero todo parece indicar que los números tuvieron un revés a la hora de hablar del 2022. Así lo refleja la más reciente publicación de Newzoo, “El mercado de los juegos en 2022: el año en números”, donde se estima que el mercado gaming generó $ 184,4 mil millones en 2022, un 4,3% menos año tras año, pese a que en el 2020 y 2021 hubo un amplio crecimiento.

“Vemos 2022 como un año correctivo después de dos años de crecimiento del mercado impulsado por el confinamiento”, expresó Tom Wijman, analista principal de Games en Newzoo. El mercado de los juegos móviles también se vio afectado: datos recolectados por esa empresa revelan que los juegos móviles generaron $ 92,2 mil millones en 2022, un 6,4% menos año tras año. Más que los juegos de PC y consolas, el gasto en juegos móviles se ve afectado por el impacto de la recesión en los ingresos disponibles de las personas. Esta disminución también afectó a los juegos de consola, con una caída de -4,2 % en el gasto año tras año debido a la menor cantidad de lanzamientos, mientras que los juegos de PC no están tan impulsados por el éxito como los juegos de consola y ya se habla de un ligero crecimiento interanual (+0,5 %) en el 2022.

Los juegos en la nube

Los juegos en la nube son uno de los puntos brillantes en el mercado en el 2022: Newzoo pronostica que más de 30 millones de usuarios de pago gastaron un total de $2400 millones en servicios de juegos en la nube, y juegos jugados a través de la nube. Se espera que esos ingresos aumenten a $8200 millones para 2025.El mercado de los juegos en la nube ha madurado significativamente desde la nueva ola de servicios lanzada en 2019, y se siguen lanzando nuevos servicios. Además, los existentes se están expandiendo, modificando su marketing y negocios para alinearse mejor con los deseos y necesidades de los consumidores

Desarrollos de juegos de realidad virtual                                                                                  

El crecimiento ha continuado incluso después del resurgimiento de 2020. La base instalada de VR activa está creciendo más rápido que nunca: de 27,7 millones en el 2022 a 46,0 millones para fines de 2024. Mientras tanto, los ingresos anuales de los juegos de VR también aumentarán, de $ 1.8 mil millones en el año que recién acaba a un estimado de $ 3.2 mil millones para 2024.

De cara al futuro, más auriculares (asequibles) atraerán a más jugadores, lo que incentivará a los desarrolladores a crear contenido de realidad virtual atractivo que, a su vez, ayudará a atraer a más jugadores.

El metaverso en 2022

Después de un espectacular 2021, la exageración del metaverso se ha enfriado en los últimos meses debido al alivio de las condiciones de COVID-19 y la recesión mundial que se avecina.Sin embargo, el interés en el metaverso como un nuevo canal publicitario para las marcas es tan fuerte como siempre. Esta transición a mundos virtuales solo puede acelerarse a medida que las generaciones actuales de nativos digitales envejecen y las experiencias virtuales se vuelven más auténticas. Marcas de rápido movimiento como Nike y Louis Vuitton ya han desarrollado estrategias de metaverso.

¿Qué sigue para los juegos?

2022 fue un año agitado para los juegos, pero el futuro es brillante. ¿Qué se espera para el 2025 según Newzoo?

§  El mercado global de juegos generará ingresos de $211,200 millones.

§  Solo los juegos móviles generarán $ 103.1 mil millones a través del gasto de los consumidores.

§  Los juegos en la nube generarán 8.200 millones de dólares.

§  Los juegos de realidad virtual generarán $ 3.2 mil millones para 2024.

“Será muy importante lo que estemos dispuestos a entregar a los jugadores, que demandan tecnologías más inmersivas y la opción de relacionarse con sus juegos de una manera diferente”, dice Acer. Newzoo coincide: “El número de jugadores globales sigue creciendo en todo el mundo. Los jugadores sensibles a los precios pueden gastar menos durante tiempos económicos difíciles, pero el compromiso sigue siendo alto en todos los segmentos”, dice.