Videojuegos una forma divertida de acercarse en tiempos de distanciamiento social

Hoy nos toca transitar un contexto difícil y totalmente atípico, provocado por un enemigo invisible que nos obliga a mantenernos alejados de mucho de lo que acostumbramos y queremos, como la rutina, las salidas, los amigos y la familia. Existe información de sobra con relación a pandemias que han tenido lugar en el pasado, pero hoy, y a nuestro favor, contamos con la tecnología como aliada para hacerle frente; y también, para unirnos. 

Además de recorrer el catálogo completo de series y películas y ordenar placares, uno de los comportamientos que ha aumentado considerablemente en este último tiempo es el uso de los videojuegos móviles. De hecho, sólo en la última semana de marzo, se registró un 50% más de descargas que el promedio del último trimestre de 2019, dejando una huella histórica de 1.200 millones de descargas semanales a nivel global. 

Los gamers, en contextos normales, eligen jugar videojuegos principalmente para combatir el aburrimiento (68%), y para divertirse con amigos (38%), según una investigación de Global Web Index. Al estar más en casa y disponer de más tiempo libre debido a las medidas de distanciamiento social y cuarentena impartidas, el valor de la conexión y acercamiento con otros pasa a ser un factor esencial, y eso se refleja directamente en el atractivo que cobra el gaming social. 

Lejos de ser una actividad solitaria, muchos de los juegos que se encuentran disponibles actualmente incluyen la opción de jugar con otros. Entre los títulos más populares de las últimas semanas se destacan los puzzles y los juegos híper casuales, pero también aquellos multijugador: desde shooters como PUBG/Game for PeaceCall of Duty: Mobile o Honor of Kings hasta juegos de construcción colaborativa como Minecraft Roblox, y juegos sociales que invitan a desafiar a amigos.  

Al mismo tiempo que han crecido descargas, usuarios y tiempo de uso, han aumentado proporcionalmente los comportamientos sociales dentro de los juegos. Por ejemplo, el porcentaje de jugadores que desafían a un amigo a una partida creció un 50% respecto del trimestre anterior en Preguntados 2 y Adivinados. Incluso, llegó a duplicarse en Preguntados, donde también se registró un salto abismal en el uso del chat de la aplicación. Los nuevos usuarios diarios de los juegos, han llegado a quintuplicarse en Argentina y otros países. 

Y como la vida de distanciamiento social ha llegado a definir una nueva rutina, la regla que rige es extrañar a nuestros seres queridos, pero tener pocas cosas emocionantes que contarles. Es por esta razón que la posibilidad de conexión que brindan los videojuegos también dijo presente en otros ámbitos, como aplicaciones que combinan las videollamadas grupales con juegos para los participantes. 

El gaming desde siempre ha tenido la capacidad de formar comunidades, fomentando la interacción y conexión. Podemos elegir retar a nuestros amigos a una mano virtual, seleccionar un jugador al azar y conocer nuevas personas, o jugar algunas partidas sumando conocimientos con quienes nos acompañan en casa, ya sean hijos, familia, pareja o amigos. 

En tiempos donde el encuentro físico queda descartado para preservar nuestra salud y la de los que queremos, la tecnología ofrece infinidad de opciones de conexión con otros. Los videojuegos proporcionan una divertida y entretenida experiencia que acorta las distancias, en tanto nos conecta y acerca con ellos, sólo a cambio de algunos megabytes en nuestro celular. 

Por Guido Farji, Chief Revenue Officer de Etermax y líder de Flame Ads