¿Trabajas desde casa? Haz un espacio a tu medida

Durante las próximas semanas muchos estaremos trabajando desde la casa y, aunque parezca fácil, no siempre lo es. Debes ser capaz de construir un espacio que te permita no distraerte ni bajar tu productividad. Para lograrlo, Daikin ofrece algunos tips que puedes tener en cuenta.

Comienza por escoger el espacio. Lo ideal es que tenga suficiente luz natural, con paredes de colores claros y lejos de posibles distracciones como televisores, teléfonos o mascotas que demanden mucha atención.

¿Dónde poner tu escritorio? Ese es otro tema para tener en cuenta. Piensa en plantas, música relajante u objetos inspiradores. Eso sí, deja un espacio amplio para ti, tu computador y agenda. Es importante que tu espacio de trabajo no se convierta en un lugar donde resolver los pendientes personales como hacer pagos o llamadas. Daikin, líder en climatización, habla, además, de una temperatura que debe oscilar entre los 22º y los 25ºC.

Otra cosa súper importante es ser capaz de crear una rutina. Evita trabajar en pijama en la cocina. Lo mejor es empezar el día con un buen desayuno para luego ducharse y vestirse. Haz pausas cada cierto tiempo y no intentes trabajar mientras preparas el almuerzo. Y, ¡define un horario y respétalo! Te sentirás mal si empiezas a las 7 de la mañana y a las 10 de la noche aún estás conectado.

Si de aspectos importantes se trata, ten en cuenta temas como internet o tu notebook. Asegúrate de tener una señal fuerte y constante que no detenga el trabajo y un notebook que potencie cada momento. Un equipo con una combinación potente de procesador, gráficos y memoria hará que los gráficos se desempeñen mejor y la realización de varias tareas se lleva a cabo en forma más eficiente.

Por último, recuerda que trabajar en casa no tiene por qué ser sinónimo de incomodidad. Es importante que logres un equilibrio entre cada aspecto. Por ello, es necesario equilibrar funcionalidad y diseño en el escritorio y la silla, los dos elementos principales en cualquier oficina. Busca una silla que te ayude a mantener una buena postura, con una altura que permita que tus piernas y espalda formen un ángulo recto.