Sistemas de emergencia:  energía permanente para los hospitales 

En la actualidad, el mundo atraviesa una situación difícil a causa de la pandemia, ha sido un duro golpe a la humanidad de una manera jamás pensada, solo en películas, incluso con los avances tecnológicos y científicos implementados.   

Todo esto ha confirmado la importancia de la disponibilidad de la energía eléctrica en todos los ámbitos, pero principalmente  en aquellos sitios considerados de alta criticidad, tal como lo son los centros de salud.  

Con una operatividad de 365 días del año, las 24 horas del día, es imprescindible mantener una alta disponibilidad de energía; lo cual es factible con un sistema de emergencia, el cual aportará la energía necesaria en el momento e intervalos de tiempo requeridos. 

Al hablar de sistemas de emergencia, habrá que relacionarlo con el concepto de equipo UPS. Se trata de un equipo que puede aportar este respaldo de energía requerido por tiempo limitado, el cual estará dado en función de la carga que tenga que respaldar y del sistema de baterías con el cual se haya dimensionado. 

Un sistema de emergencia está formado por una fuente emergente, capaz de proporcionar la energía eléctrica requerida durante el tiempo en que la fuente preferente esté fuera de operación. Esta fuente alterna puede ser una segunda acometida o bien un generador eléctrico, por mencionar algunos ejemplos. El sistema de emergencia, además de tener esta fuente alterna, estará compuesto por los alimentadores y por un tablero de transferencia.  

El sistema de emergencia entrará en operación cuando se tenga una interrupción en la fuente preferente. Esta interrupción puede deberse a una falla en el sistema preferente o bien por una maniobra intencional de mantenimiento. Es en este segundo escenario, un tablero de transferencia con bypass cobra mayor peso. Al tener dos caminos de energía es posible intervenir cualquiera de ellos para su mantenimiento. 

En el caso de los hospitales, se debe siempre tener energía disponible y prácticamente imposible de desconectar por la criticidad de sus cargas, no basta con tener una doble alimentación para el suministro. Para ello, es importante el uso de tableros de transferencia con Bypass. Estos permitirán mantener la carga energizada por cualquiera de las 2 fuentes disponibles, ya que son equipos que cuentan con una unidad automática, la cual estará en operación constante y con una unidad manual (Bypass) que conectará la carga durante el periodo de mantenimiento de la unidad automática y que incluso puede ser extraída en su totalidad. 

En sitios de alta criticidad como lo son los hospitales, no es suficiente tener un sistema de respaldo de energía ante fallas. También es importante pensar en las rutinas de mantenimiento y sus implicaciones para mantener la disponibilidad de la energía eléctrica