Se trata de un móvil de gama baja o de entrada.  El Moto E está por debajo del Moto G, un smartphone que ha sido catalogado como el “rey de la gama media”.   Se trata del primer terminal lanzado por Motorola desde que fuese comprada por Lenovo este año. Su diseño permite un buen agarre, tiene una pantalla de 4,3 pulgadas de alta definición. Posee un procesador Snapdragon 200 que corre a 1,2 Ghz y 1 GB de RAM. Su memoria se puede ampliar con una tarjeta microSD.

La idea de la empresa es que los smartphones sean de buena calidad y atractivos para los usuarios que aún no cuentan con un smartphone. Su cámara es de 5 megapíxeles, su batería de 1.980 mAh y su sistema operativo es Android 4.4.2 KitKat.