¿Qué es ser un jugador?

Este domingo 29 de agosto es el Día Internacional del Gamer, fecha que se celebró por primera vez en 2008 y que nació gracias a la iniciativa de las revistas españolas PlayManía, Hobby Consolas y PC Manía, quienes buscaban enaltecer el orgullo de ser gamer. Creo que es un buen día para detenernos a pensar ¿qué es realmente ser un gamer? ¿existe una sola manera? El diccionario de Cambridge define gamer como ‘una persona a la que le gusta jugar videojuegos en computadoras’, pero ¿es esa definición suficiente?  

Tanto los videojuegos como los usuarios han ido evolucionando en los últimos años, con necesidades y features cada vez más exigentes, en busca de la mejor experiencia de juego. Esta evolución ha desafiado a las compañías que se dedican al mundo del gaming, motivándolas a romper los límites de la innovación, sobre todo cuando hablamos de juegos de PC. Un ejemplo de esto es la tecnología AMD FidelityFX Super Resolución (FSR), diseñada para adaptarse a los jugadores más exigentes. Se trata de una solución de escalamiento avanzada y de clase mundial, basada en estándares de la industria para que los desarrolladores puedan implementarla de manera rápida y fácil. De igual manera, la generación de tarjetas gráficas AMD Radeon RX 6000 Series se creó pensando en entregar un desempeño eficiente, con imágenes vívidas, para lograr una experiencia de juego superior.  

¿Entonces solo se es gamer si se busca la experiencia de juego más exigente? No necesariamente. Existen distintas maneras de ser un jugador, y me gustaría hablar un poco al respecto. En primer lugar, existe una visión -cada vez más desmitificada, pero aún muy fuerte- de que los videojuegos son solamente para los jóvenes. Sin embargo, un informe de IGNIS de diciembre del 2020 demuestra lo contrario: los videojuegos comienzan a formar parte del entretenimiento habitual y cada vez más personas, de todas las edades, dedican su tiempo a jugar, mirar videojuegos y compartir y vincularse en la comunidad de gamers. Si bien el segmento Z suma un 30% de los usuarios, vemos que entre los 21 y los 50 años se concentra el 64% de los jugadores.   

Por otro lado, si bien los eSports continúan ganando popularidad en el mundo y la región, también crecen los jugadores casuales, y esta tendencia también va en aumento. Por jugadores casuales nos referimos a ellos que disfrutan de tener una buena experiencia de juego, en títulos que no requieren de invertir en los productos de alta gama, o que incluso pueden optar por procesadores con gráficos integrados para acceder a una experiencia de juego de alta performance, de manera fluida, con una mayor relación costo-rendimiento.   

Según un estudio de NewZoo, se proyecta que en 2023 existan más de 3.000 millones de jugadores, es decir, que se triplique la cantidad que hay ahora. La consultora indica que hay 260 millones de gamers en Latinoamérica; unos 19 millones de ellos, entre los casual y hardcore, están en Argentina.   

No quiero dejar de mencionar otro tipo de jugador que es cada vez más común, y cuyo crecimiento va de la mano con el boom de las plataformas de streaming. Me refiero a aquellos gamers que disfrutan compartiendo con una audiencia su experiencia de juego. En los últimos años hemos aprendido que el gamer no solamente disfruta de jugar, sino que también dedica gran parte de su tiempo consumiendo contenido sobre videojuegos. De hecho, Newzoo asegura que para fines de 2021 las audiencias de los streamings de videojuegos alcanzarán los 729 millones de usuarios.   

No existe una sola manera de ser un jugador, hay tantos tipos de gamers como personas en el mundo, y el compromiso de las empresas como AMD está puesto en romper con los límites de la innovación para continuar acercando soluciones que respondan a las necesidades de cada jugador.   

Por Pablo Ance, Technology Trainer en AMD