Nueva solución descarboniza la energía y reduce emisiones de gases de efecto invernadero

0
197

El mayor desafío ambiental al que se enfrenta la humanidad es el calentamiento global y los efectos que este produce en la naturaleza. Las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por la actividad humana, generan variaciones en el clima que de manera natural no se producirían.

De acuerdo con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), un calentamiento global de más de 1,5°C causaría fenómenos climáticos extremos con mayor frecuencia y mayor intensidad, dejando repercusiones irreversibles en el medio ambiente.

Para mitigar los efectos del calentamiento global, las soluciones en el mediano y largo plazo están enfocadas a que las actividades humanas limiten y reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero. El dióxido de carbono (CO2) es el gas de efecto invernadero más conocido; sin embargo, en la lista se encuentran otros que causan un impacto mayor en el medio ambiente. Uno de estos es el hexafloruro de azufre, mejor conocido como SF6, un gas tan potente que atrapa el calor 23,000 veces más que el dióxido de carbono.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), destaca que los gases fluorados, como el SF6, que son utilizados en diversos procesos industriales y en las empresas se les conoce como gases de alto potencial de calentamiento global.

Schneider Electric lanza una nueva gama de celdas de media tensión sostenible. Esta solución llamada SM AirSeT supone un gran avance en materia de sostenibilidad, ya que utiliza aire puro y corte en vacío en lugar de usar el gas SF6. Además, permite a los usuarios aprovechar al máximo las funciones digitales para aprovechar el valor de los datos.

Esta solución cuenta con componentes que son cien por ciento reutilizables y sin ningún grado de toxicidad, con la posibilidad de incorporar sensores de temperatura y ambiente, que permiten recopilar los datos históricos de funcionamiento para poder intervenir de manera inmediata ante un defecto y logrando monitorear el envejecimiento a largo plazo de los equipos para actuar de forma preventiva. Además, es 100% compatible con la gama actual, cuyas instalaciones eléctricas pueden ser ampliadas con nuevas funciones de SM AirSeT.

“En Schneider Electric creemos que el mejor gas es el aire, por eso nos pone felices anunciar el lanzamiento esta solución de media tensión que cambia el gas SF6 por aire puro. Gracias a estas tecnologías, la industria energética podrá contar con productos diseñados para reducir los efectos del cambio climático en el planeta, indispensables para lograr la neutralidad del carbono en sus operaciones para 2025”, comentó Anelena Barquero, directora de Ventas para Proyectos de Schneider Electric en Centroamérica.

Por otro lado, el SM AirSeT tiene funciones digitales avanzadas que se pueden integrar en sistemas de automatización y monitorización. Además, admite procesos de mantenimiento basados en condiciones que maximizan la continuidad del servicio y utilizan tecnología de monitorización térmica, lo que permite identificar alguna anomalía de temperatura que exista y que pueda provocar un sobrecalentamiento.

El nuevo desarrollo de Schneider Electric que se está lanzando en Latinoamérica, y que incluye toda la región de Centroamérica, es ampliamente conocido en países europeos como Francia, en donde es utilizado en plantas de tratamientos y fábricas automotrices.

Seis razones para la transición del SF6 al aire puro

  • Respirar aire puro: el SF6 tiene un potencial de calentamiento global 23 mil veces mayor al CO2 y su adecuada gestión puede reducir cerca de un 80% de sus emisiones totales.
  • El aire no requiere reciclaje: no se puede decir lo mismo de los gases artificiales, ya que cuando un equipo de media tensión con SF6 llega al final de su vida útil, el gas deberá recuperarse, reprocesarse y reutilizarse. Un proceso que no siempre se completa con este residuo considerado peligroso debido a los subproductos tóxicos que resultan de las operaciones de corte de corriente. Además, el proceso de recuperación y tratamiento al final de la vida útil resulta ser costoso.
  • El aire es una alternativa con todas las ventajas en comparación con el SF6: manteniendo las dimensiones reducidas y la maniobrabilidad de los equipos de media tensión tradicionales, la nueva tecnología probada y confiable reemplaza al SF6 mediante el uso de una combinación innovadora de corte en vacío y aislamiento en aire.
  • El aire es respetuoso con el medio ambiente y mejora la seguridad: no contiene toxinas, por lo que, en caso de una fuga, no produce ningún tipo de daño. Tampoco representa un riesgo para la integridad de los responsables de la instalación y del reciclaje al final de la vida útil y no requiere normas estrictas de eliminación de equipos para proteger al personal.
  • El uso de aire no conlleva preocupaciones normativas: existe una fuerte presión normativa que puede provenir de políticas nacionales, regionales e internacionales para que las empresas tomen grandes medidas para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

“Uno de los beneficios del SM AirSeT es que los países tendrán menos riesgos para el medio ambiente, al eliminar el uso del gas de efecto invernadero SF6. Otras ventajas son que las celdas tienen dimensiones reducidas y cuentan con conectividad a sistemas de monitoreo como Scadas o BMS”, explica Barquero.

El SM AirSeT mejora la seguridad de los operadores debido a sus tecnologías de mitigación de arco eléctrico y a sus interfaces con realidad aumentada, permitiendo acceder a la versión virtual de la celda a través de un dispositivo inteligente sin interactuar físicamente con el equipo.

“Como criterio de diseño para nuestras nuevas gamas de celdas, en SE utilizamos tecnología que no es susceptible de prohibición a medio o largo plazo: el aire no se prohibirá nunca ni podrá ser objetado su uso. Por esto se trabajó en el diseño de un nuevo seccionador bajo carga que mantiene las características eléctricas empleando aislación en aire puro y corte en vacío. Descartando así el uso de gases nuevos, que, aunque cumplan la premisa de no tener potencial de calentamiento global, no los conocemos en profundidad pudiendo presentar inconvenientes futuros”, concluyó la directora de Ventas para Productos de Schneider Electric en Centroamérica.

El lanzamiento comercial del SM AirSeT abre un camino para la hoja de ruta más amplia de Schneider Electric hacia un futuro sin SF6. La empresa está creando sistemáticamente una cartera completa de alternativas ecológicas a sus equipos basados en SF6, con nuevas ofertas sostenibles dedicadas a más aplicaciones industriales, incluidas las industrias electrointensivas. Por ejemplo, Schneider Electric ya ha lanzado en China su oferta GM AirSeT, una tecnología de celdas primarias y hermana de la nueva SM AirSeT, dedicada a aplicaciones secundarias.