Los wearables se toman la industria de la moda

La moda siempre ha sido definida por tendencias y para este 2021, teniendo presente la coyuntura pandémica que aún vive el mundo, la moda circular, el diseño modular y los colores están marcando los nuevos estilos, según la consultora global WGSN. Una apuesta que pone la responsabilidad social, la creatividad y la comodidad como principales intereses de la industria­. 

A lo anterior, también se suma el consumo tecnológico centrado en el concepto de innovación y calidad de vida, que ha venido experimentando un crecimiento anual del 18.4% en el mercado de los wearables, de acuerdo con el Worldwide Quartely Wearable Device Tracker desarrollado por IDC Mobile, gracias a su conectividad con los smartphones. Cabe destacar, que estos accesorios fueron diseñados con el propósito de aportar al cuidado de la salud y el rendimiento deportivo a través de sensores de monitoreo, como: el ritmo cardiaco, los niveles de oxigenación y el sueño. Productos que, con el tiempo, se han convertido en dispositivos multifuncionales que integran el outfit diario y que acompañan la vida cotidiana. 

Los wearables como su nombre lo dice, son dispositivos vestibles que van muy bien en cualquier momento del día y que pretenden ser asistentes de vida inteligente” afirmó Juan Sebastián Maldonado, PR Manager para Honor Colombia. En ese sentido compartió, “a través de nuestros laboratorios de I&D y de la visión futurista de HONOR, pretendemos crear un ecosistema tecnológico a la vanguardia, diferenciador y de excelente calidad para regalar experiencias magnificas a los usuarios”. 

Una banda inteligente que combina con cada momento del día 

Las bandas inteligentes son pulseras que cuentan con funciones claves de un smartwatch y de un dispositivo de monitoreo capaz de controlar la actividad diaria, por lo que son muy útiles para hacer deporte, para trabajar o estudiar. Su diseño icónico integra perfectamente con cualquier outfit, pues se caracteriza por tener una pantalla táctil amplia, con correas de silicón suaves y de múltiples colores que combinan a la perfección con un estilo casual o con uno formal.  

La Honor Band 6, que ya se encuentra en el mercado colombiano cuenta con versiones en negro, gris y rosa coral, que además permite la personalización de su pantalla, utilizando la galería de fotos del smartphone o las diferentes carátulas que vienen de fábrica con el dispositivo. 
 

Ropa conectada 

Si bien, este tipo de accesorios tecnológicos no tienen tanta popularidad como las bandas o relojes inteligentes, si se ha ido transformando en un negocio de auge. En ese sentido, empresas de la industria de la moda han empezado a reinventar sus diseños y a expandirse en este sector con prendas como: zapatillas o pantalones que contienen chips o tecnología inteligente para medir el rendimiento deportivo, o identificar posturas erróneas para alarmar y empujar al usuario a corregirla; chaquetas, que mediante bluetooth pueden contestar llamadas o hacer consultas. Asimismo, se han diseñado pijamas para monitorear el sueño, vestidos de baño que alertan al usuario a poner de nuevo su protector solar o medias para recién nacidos que miden su frecuencia cardiaca y niveles de oxigenación. 

¡Los wearables están a disposición de todos! 

La libertad de entrenar con música a todo nivel 

Los audífonos inalámbricos permiten mantener la estética de la moda, por lo que su diseño y comodidad son variables fundamentales que facilitan al usuario moverse y expresarse con libertad. Los HONOR Choice True Wireless Stereo Earbuds, por ejemplo, incorporan un tallo ergonómico y diferentes tamaños de almohadillas para un ajuste seguro, tomando relevancia para la actividad deportiva y profesional. 

La gran utilidad de los audífonos representó en 2020, US $9.900 millones en ventas en el mundo, siendo también el 60% del gasto del consumidor, según información de Statista, portal de estadística de mercado. 

En ese sentido, la tecnología wearable y la moda se han fusionado para ayudar el día a día de la vida de las personas, no solo a través del diseño innovador, sino en la creación de momentos de verdad a partir de inteligencia artificial y realidad aumentada, como fue el caso de la edición No. 30 de la Feria Colombiamoda, donde se realizaron experiencias de inmersión para recrear escenarios interactivos de compra. De esta manera, el sector empieza a evolucionar sus técnicas y procesos a futuro para que los usuarios puedan interactuar con una visión 360° de los artículos, permitiéndoles conocer a detalle su estilo, corte y materiales.