Kaspersky Lab advierte sobre cibercriminales que se aprovechan de los servicios en la nube

El uso de las tecnologías basadas en la nube para usos diferentes a aquellos para los que fueron diseñados puede hacer daño a la privacidad de los datos. Por ejemplo, es fácil encontrar instrucciones para los propietarios de PCs que deseen utilizar estos servicios para eficazmente controlar y monitorear sus máquinas, control de descargas de torrent, etc. Siguiendo estas recomendaciones, los usuarios inadvertidamente crean diferentes tipos de agujeros de seguridad que pueden ser fácilmente explotados por cibercriminales – sobre todo en el caso de los ataques dirigidos.

Un ejemplo es que ciberdelincuentes tomen el control de la computadora portátil de un empleado a través de un cliente de Dropbox instalado. Esto podría ocurrir cuando el empleado está fuera de la oficina. Si los documentos infectados se colocan en carpetas en la nube, Dropbox los copia automáticamente a todos los dispositivos conectados a la red corporativa que también corren el mismo servicio. Dropbox no es único en este sentido – todas las aplicaciones de almacenamiento en la nube más populares, incluyendo Onedrive (también conocido como Skydrive), Google Drive, Yandex disco etc, tienen características de sincronización automática.

Después de analizar los datos con el consentimiento de los usuarios de Kaspersky Lab, los expertos determinaron que aproximadamente el 30% del malware encontrado en carpetas ubicadas en la nube de computadoras personales se planta a través de los mecanismos de sincronización. Para usuarios corporativos, la cifra alcanza el 50%. Cabe señalar que mientras que los usuarios corporativos tienden a tener los archivos de Microsoft Office infectados en sus carpetas en la nube, en las computadoras personales de usuarios estos a menudo coexisten con las aplicaciones maliciosas de Android.

“Un análisis metódico de las estadísticas ha demostrado que el riesgo de que la red corporativa llegue a infectarse a través del almacenamiento en la nube es actualmente relativamente bajo – uno de cada 1,000 usuarios corporativos corre el riesgo a que su equipo se infecte durante un período de un año. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, en algunos casos, incluso una computadora infectada puede dar lugar a un brote que envuelva a toda la red y cause daños significativos. La configuración del firewall para bloquear el acceso a estos servicios es un proceso laborioso, que requiere actualizaciones constantes de la configuración de este”, comentó Kirill Kruglov, Investigador Desarrollador Senior de Kaspersky Lab.

Una recomendación estándar para los administradores de sistemas en este caso es instalar una suite de seguridad totalmente funcional que ofrezca protección heurística y de comportamiento de la protección antivirus, control de acceso (HIPS), control del sistema operativo (System Watcher o hipervisor), protección contra la explotación de la vulnerabilidad, etc. en cada estación de trabajo de la red.

Kaspersky Lab recomienda su propia tecnología de Control de Aplicaciones incluidas en su solución corporativa, que puede bloquear cualquier programa que se ejecute si no está explícitamente permitido por el administrador de sistemas. La tecnología de Control de Aplicaciones protege a la red corporativa contra ataques dirigidos a través de Dropbox sin interferir con el trabajo normal de los usuarios.