Pragma, una compañía de tecnología con visión humana

Hace 26 años Pedro Gómez, socio fundador de Pragma, comenzó con un sueño: una empresa que buscara gente joven para crecer con ellos, una empresa que pensara en el cliente y no en los problemas. “El outcome de nuestra empresa es que le pasen cosas buenas a alguien. Nos encanta llegar a conocer a nuestros interlocutores y ayudarles a crecer. Nuestro objetivo es que le pasen cosas buenas al usuario final”, afirma Gómez, es por ello que hoy día Pragma se posiciona rápidamente en el mercado de las soluciones tecnológicas bajo una filosofía contundente: Saber más para resolver mejor.

La industria de las tecnologías de la información (TI) presentó un rápido crecimiento durante 2021 ya que, en medio de la pandemia derivada del Covid-19, el mercado latinoamericano creció un 8.5% debido a que el comercio online se volvió una necesidad imperante para satisfacer las necesidades de los clientes. Para 2022, se espera que este crecimiento bordee el 9.4%, ya que el año anterior, las tecnologías permitieron, modificaron y aceleraron las dinámicas para continuar con los negocios. Esta demanda existente en el mercado, requiere un talento calificado, “hay una gran necesidad de talento en Latinoamérica. Pragma lo tiene, en conocimiento y capacidad técnica”, afirma Rafael Hernández, director de Crecimiento Pragma.

Lo que empezó como un proyecto de tres personas en 1995, actualmente es una empresa de 935 colaboradores y que sigue en franco crecimiento. El éxito se basa en entender lo que el cliente necesita, “acompañamos al cliente en muchos niveles, principalmente en lo que se refiere a tecnología, liderazgo y comunicación”, reitera Hernández. La fórmula de Pragma consiste en proporcionar al cliente soluciones a través de dos tipos de equipos: ya sea equipos híbridos para complementar al cliente con personal específico en roles determinados para liderar un proyecto; o bien full teams para atender toda la necesidad de aquel cliente que requiera un mayor acompañamiento en cuanto a tecnología, por ejemplo. Como señala Rafael Hernández, “al final lo que nos diferencia es que nuestros talentos están cambiando la forma en cómo se abordan los problemas desde el interior”. 

Las metas de Pragma son claras: trabajar con las empresas más grandes de la región y tener presencia en todo el mercado latinoamericano. “Nuestro mercado son los retails y la banca. Clientes que quieren llegar al consumidor final”, comenta Manuela Díaz, directora de Desarrollo de Negocios Retail. Pragma ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años, los números no mienten. Con presencia en nueve países, se ha consolidado como una de las empresas líder del sector. “Nuestro objetivo es mejorar la vida de la gente transformando empresas”, afirma Díaz, “Pragma no es una empresa de desarrollo de software. Es un proveedor de conocimiento. Con Pragma las empresas rompen la inercia y aumentan su velocidad”.

Pragma es también una empresa que cree en la gente, en el talento joven. Su fuerza laboral se diferencia porque ofrecen un circuito que acompaña a cada profesional para que se pueda desenvolver mejor. Están en busca de trabajadores talentosos en etapa temprana que puedan crecer en menos de dos meses para convertirse en “pragmáticos”. “Detrás de un pragmático hay 900 más”, comenta Rafael Hernández. “Nuestros talentos tienen conocimientos específicos para resolver problemas. Pero, además de capacidad técnica, tienen que estar inmersos en la cultura y los retos del cliente”.  Así es como son impulsados, para que sean capaces de buscar el outcome en los proyectos y no solo una solución de tecnología.

La idea de este innovador modelo de negocio es desarrollar soluciones y definir los proyectos necesarios para cada cliente y ponerlos en marcha. El trabajo de Pragma impacta en casi todas las áreas de cualquier empresa: de tecnología, gestión de talento, los sectores comercial e innovación, por mencionar algunas. Como bien dice su socio fundador, Pedro Gómez, el equipo de Pragma tiene que estar compuesto por compañeros dignos de admirar. “Lo que nos hace humanos es que haya otros humanos. Lo principal es que nos veamos y nos reconozcamos en el otro como alguien que llega con un conocimiento, un equipaje, que es tan válido como el nuestro. Hay que tener una visión compartida para resolver las cosas”. La filosofía que ha llevado a esta empresa al éxito es clara: “Saber más para resolver mejor”.

Pragma buscar ampliar su crecimiento, fortaleciendo su presencia en Centroamérica, especialmente en Guatemala y Panamá, con una proyección de contratación de 7 mil pragmáticos a 2026, que sean contribuyan generando soluciones y mejorando la vida de las personas en diversos países de Latinoamérica.

DEJA UNA RESPUESTA