El enfoque de seguridad de AMD en un mundo cambiante

Si bien hablar de trabajo remoto no es algo nuevo, hasta este año en América Latina era un desafío pensar en esta modalidad. Según un estudio realizado por la compañía Citrix, en Argentina, Colombia, México, Chile, Brasil y Perú, antes del 2020, menos del 50% de los colaboradores podían trabajar desde sus casas, y en algunos casos como Brasil y Perú, este porcentaje era menor al 25%.

Sin dudas, el 2020 le ha dado un giro de 180 grados a esta tendencia y, aunque es imposible predecir lo que sucederá a continuación, está claro que el trabajo remoto ahora será una función permanente en muchas organizaciones. Podríamos afirmar que está emergiendo una nueva normalidad: la conectividad y la colaboración remota.

Desafíos: garantizar la seguridad del espacio de trabajo

Nos adentramos en un mundo desconocido y nuevos paradigmas traen nuevos problemas. Los datos personales y la información comercial confidencial son ahora un objetivo más atractivo para los ciberdelincuentes. Considerando que las redes domésticas tradicionales suelen ser menos seguras que las redes empresariales, los sistemas informáticos de los usuarios remotos se convierten en un vínculo de seguridad débil y, por lo tanto, más propensos a los ciberataques. Según un estudio[1], el 86% de los ejecutivos de negocios acordaron que es más probable que ocurran violaciones de datos cuando los empleados están trabajando fuera de la oficina.

A su vez, los ciberataques se vuelven cada vez más sofisticados y las amenazas dirigidas al firmware de bajo nivel se vuelven más prominentes. Para mantenerse por delante de las amenazas en constante evolución, los equipos de TI deben brindar a los clientes finales soluciones integradas de hardware y software que ofrezcan características de seguridad para todo el sistema.

En este sentido, si bien la seguridad del software es importante, por si sola puede presentar puntos de vulnerabilidad. Esta es una de las razones por las que la seguridad basada en hardware (HBS) está ganando más importancia. Funciona para complementar la seguridad del software y proporciona una base más sólida para toda la plataforma al proporcionar mecanismos para aislar datos críticos y cargas de trabajo.

La ventaja de la arquitectura “Zen” de AMD: seguridad integral basada en hardware

Como proveedor de hardware de vanguardia en los ecosistemas de PC, servidores y consolas, AMD está desempeñando un papel vital en la mejora de la seguridad y protección de los datos al proporcionar una arquitectura diseñada pensando en la seguridad. Al combinar características de seguridad basadas en hardware y protecciones de software asociadas, AMD ayuda a proteger mejor a los usuarios contra muchos ciberataques, incluidos sofisticados ataques de firmware de bajo nivel.

Un enfoque de seguridad en capas, integral y de defensa en profundidad

Ante amenazas innovadoras, es necesario contar con soluciones innovadoras, y en AMD estamos convencidos de que las mejores soluciones de seguridad modernas solo se pueden lograr a través de defensas en capas. Por esta razón, creemos vital el trabajo en colaboración con los fabricantes de sistemas operativos y PC, para poder acercar características de seguridad basadas en arquitectura y hardware, que fortalecen las propias ofertas de seguridad. Al complementar estas protecciones en varios niveles, los usuarios acceden a una seguridad sólida contra ataques diversos y dinámicos”, señala Juan Moscoso, Commercial Sales Manager para Cono Sur de AMD.

AMD se acerca a la seguridad con una mentalidad relacional. Al proporcionar una sólida base de arquitectura de seguridad basada en hardware, AMD permite a los fabricantes de PC y sistemas operativos aprovechar estas características al crear sus propias funciones.

 Con el aumento de trabajo remoto, la protección de datos es vital, e incluso las operaciones normales pueden aumentar el riesgo si el usuario accidentalmente utiliza hardware o firmware comprometido en su dispositivo. Por eso es tan importante una cadena de confianza integrada basada en el procesador seguro de AMD. Cuando se utiliza como base para las protecciones de acceso e identidad de usuario del fabricante o del sistema operativo, el enfoque completo y en capas ayuda de manera invisible a proteger la computadora desde el inicio hasta el apagado, todo con un rendimiento excepcional de la PC.