El desafío de los Hospitales Inteligentes

La habilitación tecnológica, la digitalización y la automatización están afectando a las industrias de hoy de manera profunda. La prestación de servicios de salud no es una excepción.  

Una cosa que ha cambiado ha sido la oferta de servicios. Así lo destaca Magno Fugisava de Furukawa Electric LatAm; al comentar que ahora se pueden integrar una gran cantidad de nuevas tecnologías en lo que se denomina Smart Hospitals.  La tecnología puede potenciar elementos en la prestación de atención: inteligencia artificial (IA), robótica, medicina de precisión, impresión 3-D, realidad aumentada- realidad virtual, genómica, telemedicina y más.   

El ejecutivo cree que la adopción de estas tecnologías está impulsada tanto por necesidades inmediatas (por ejemplo, control de costos y optimización de la eficiencia), como por objetivos a más largo plazo (especialmente mayor precisión y mejores resultados).  

Para Furukawa estos Hospitales 4.0, marcan la integración fuerte de tecnología; y junto a ello, ya están marcando fuertemente la transición del sector hacia sistemas totalmente automatizados, que combinan dispositivos y procesos digitales basados en una utilización más avanzada de los datos.  

Según el estudio “Deloitte Insights 2021 Global Health Care Outlook” que busca predecir las tendencias que impulsarán el cambio en todo el ecosistema global sanitario, entre 2020 y 2024 se espera que el gasto mundial en salud aumente a un ritmo de 3,9% anual. Esta tasa de crecimiento es considerablemente más rápida que el 2,8% registrado en el período 2015 – 2019.  

En la misma línea es que Fugisava afirma que la transformación digital ha significado importantes avances para las instituciones de salud. Tecnologías como el Cloud Computing, 5G, IA, Big Data, impresión 3D, Data as a Platform (DaaP) e Internet de las Cosas Médicas (IoMT), están impulsando a los establecimientos de salud a ofrecer mayores niveles de bienestar para los pacientes.  

Sin embargo, estas nuevas formas de prestar servicios requieren estar respaldadas por una infraestructura de red confiable, robusta, sostenible y segura, las 24 horas del día, los 7 días de la semana; es decir, contar con una conectividad sólida, segura y acorde a las nuevas necesidades.  

Para el ejecutivo de Furukawa Electric LatAm es indispensable que las instituciones de salud inviertan en tecnologías para alcanzar un nivel importante de digitalización, junto con la implementación de una infraestructura de TI robusta y confiable; donde dicha capacidad sea suficiente para el almacenamiento de datos, que permita el acceso a registros médicos y el intercambio de información, ya que los hospitales manejan múltiples sistemas y se relacionan con diferentes organizaciones.  

Dado que en muchas partes del mundo se están rediseñando ciudades enteras con funciones “inteligentes” que aprovechan al máximo las nuevas tecnologías, es normal que estas ciudades incluyen hospitales inteligentes preparados para el futuro. Estos Hospitales 4.0 incorporan nuevas tecnologías en su diseño y operaciones para mejorar la experiencia del cliente, así como los resultados y los costos.   

Las tecnologías se utilizan no solamente para mejorar la prestación de atención dentro de un hospital inteligente en sí, sino también para conectar el hospital a un ecosistema de prestación de atención médica más amplio, uno en el que los hospitales desempeñan un papel importante pero menos central.  

Por último, los desafíos para los hospitales del futuro en la región, son el poder superar la principal dificultad que los establecimientos de salud enfrentan al momento de adoptar tecnologías disruptivas, el impacto de corto plazo en los costos.   

No obstante los costos iniciales, los beneficios a largo plazo son incontables. Ser más inteligente a través de la tecnología aumenta la eficiencia, reduce los costos y mejora la experiencia de pacientes y profesionales. Donde gracias a la optimización de la infraestructura digital se ve una mejora en la experiencia de los pacientes, en el trabajo de los equipos médicos y, en definitiva, en todo el ecosistema bajo un nuevo concepto de medicina digital.