Consejos para emprender en tiempos de COVID

En el último año muchas personas han perdido sus empleos y esto es una realidad que sigue golpeando. Sin embargo, algunos de ellos, no se quedaron de brazos cruzados y tomaron un camino diferente para continuar: Comenzaron sus propios emprendimientos. 

Esto trajo consigo, que 2021, se transformara en el año de la recuperación. Según cifras de la última encuesta del Ministerio de Economía sobre Microemprendimientos (EME-6)[1], las mujeres destacan por sobre los hombres en este ámbito, pero el universo asciende a más de 2 millones y se proyecta que siga en aumento. 

Actualmente, las motivaciones para emprender que han impulsado a miles de personas, se pueden categorizar en tres ámbitos: Oportunidad en el mercado, necesidad por obtener una fuente de ingresos y flexibilidad en cuanto a horario, lugar de trabajo o razones de salud. 

Jaime Arrieta, CEO de BUK, comenzó hace 3 años como emprendedor, y a punta de perseverancia y mucha fe en una idea, logró convertirse en un destacado y reconocido actor en la industria tecnológica, y posicionar a BUK como una herramienta de referencia en cuanto a soluciones de gestión de personas.  

Jaime comenta que “es un hecho que el mercado laboral se está abriendo a otros rumbos. Miles de personas han tomado la ruta del emprendimiento, como una forma de conseguir ingresos, pese a la pandemia. Nosotros también empezamos como un emprendimiento, seguimos teniendo alma de emprendedores y sabemos que es complicado, pero queremos entregar nuestra experiencia, para que logren el éxito”. 

A continuación, BUK entrega algunos consejos para tener en cuenta. 

Cubrir una necesidad 

La pandemia ha abierto mercados que antes no existían. Siempre existe una oportunidad o un problema sin solución aparente. La mayoría de quienes crean un emprendimiento es porque ya identificaron que “algo falta”. La tarea es establecer cuál será el valor agregado que entregaremos. 

Flexibilidad 

El mercado es sumamente cambiante, por lo tanto, adecuar nuestro emprendimiento es fundamental para mantenerse y conseguir ingresos. En este escenario, es esencial estar atento a los comportamientos y prioridades de nuestro cliente; y no perder de vista la capacidad de reinventarse. 

Atención personalizada 

Un factor importante, si lo que queremos es seguir sumando clientes. Para Arrieta, el acercamiento con el cliente es vital en el inicio de un emprendimiento. “Cuando estás partiendo sueles tratar directamente con los clientes y puedes dar un nivel de servicio muy personalizado, algo que podría ir perdiéndose en la medida que la empresa crece. Por ejemplo, en BUK, nos preocupa mucho la experiencia del cliente, desde el llamado para agendar una reunión comercial hasta el día a día usando nuestra herramienta, debe ser toda una experiencia y nunca debe sentir que está solo”. 

Genera confianza 

Muy de la mano con el punto anterior. La confianza, se va adquiriendo a medida, de que se cumplen plazos estipulados, se entrega buen servicio y existe un trato transparente, en todo el proceso. Por lo tanto, es de suma importancia que el ambiente, que se cree con un posible cliente sea prenda de garantía de nuestro servicio. 

Piensa en lo digital 

Este punto se ha vuelto un eje en los tiempos de pandemia. Ante la imposibilidad, del trato presencial, que se ha generado, dada la situación mundial, es necesario automatizar procesos y de esta forma llegar a más personas. 

En este sentido, Arrieta destaca que BUK, se presenta como una alternativa viable. “Nos especializamos en la gestión de personas, para atender todas las necesidades de los emprendedores”. 

“La idea es que la persona que inicia su emprendimiento o bien ya tiene tiempo en ello, deje de lado los temas administrativos, que en algunos casos pueden ocupar hasta el 50% de su tiempo. Para ello tenemos un servicio completamente gratis, llamado BUK Starter. De esta forma los esfuerzos se focalizan en lo que realmente importa, las personas y lo que genera valor para el negocio”, finaliza.