Con más de 8 millones de usuarios, jugar y aprender matemática en familia es posible

El aprendizaje basado en juegos se ha convertido en una tendencia en todo el mundo, tanto para niños y adolescentes, como así también para los propios docentes, profesores y padres. Particularmente en las matemáticas, la presencia de lo lúdico como forma de abordar el aprendizaje se ha convertido en un método efectivo para los alumnos pero también para los propios docentes, encargados de enseñar una disciplina que a lo largo de los años y en la actualidad, sigue siendo cuestionada por sus dificultades y metodologías de enseñanza.

Amadas por unos y odiadas por otros, las matemáticas son una gran dificultad de los estudiantes latinoamericanos según el más reciente informe del Estudio Regional Comparativo y Explicativo de la Unesco 2021, donde 1 de cada 2 niños no alcanza el nivel mínimo de competencias en esta área. Los números delatan que aunque gran parte de los estudiantes son conscientes de la verdadera utilidad de las matemáticas, algunos, por el tipo de enseñanza que reciben, no suelen mostrar gran interés. Es por ello, que la gamificación al servicio del aprendizaje se presenta como una opción cada vez más firme y con resultados positivos comprobables, muchos son los pedagogos que reivindican y respaldan el potencial didáctico del juego.

“Emplear técnicas propias de los juegos con el fin de mejorar los resultados del proceso de enseñanza-aprendizaje es una de las tendencias educativas más consolidadas en los últimos años. Desde antes de la pandemia ya existían algunas herramientas y plataformas que facilitan el aprendizaje, pero durante el confinamiento creció exponencialmente el uso de las apps de juegos como parte de una metodología de aprendizaje que de a poco se va imponiendo y valorizando”, señala Carolina Canosa, Head of marketing LATAM de Matific, una plataforma educativa para la enseñanza y el aprendizaje de la matemática. 

Matific Math es uno de los juegos de matemáticas de mayor descarga en el mundo: con más de 1 millón de instalaciones, 8 millones de usuarios y 100 millones de episodios jugados por año.

“Ahora las familias pueden adquirir la suscripción a la app de Matific, de esta manera los chicos puedan seguir jugando y aprendiendo desde cualquier lugar. La idea es que todos puedan continuar utilizando la app, independientemente de que lo tengan en la escuela. Qué mejor que aprender jugando y en familia”, afirma Carolina Canosa.

“Es una app de juego de matemáticas para niños de 4 a 12 años, una experiencia mágica y desafíos emocionantes. Cada estudiante personaliza su propio avatar para explorar las islas de aventura de Matific y, a medida que logran el dominio de las matemáticas, se desbloquean nuevas áreas de las islas, se recolectan tesoros y aparecen nuevas opciones. Se puede  jugar desde cualquier dispositivo, pc, tablet, Smartphone, tanto en Android como en iOS; pero además, cuenta con un modo de exploración que permite acceder en forma gratuita al contenido disponible por grado para poder tener una inmersión de lo que ofrece la plataforma, y  cuál es la metodología de enseñanza que aplica en un entorno completamente gamificado para el niño o niña”, cuenta Carolina Canosa.

Todos pueden aprender matemáticas jugando

Los niños, desde edades tempranas, aprenden muchas cosas y conceptos jugando, lo hacen de manera natural, mientras al mismo tiempo se divierten. El aprendizaje natural es algo espontáneo que genera placer, pero cuando se fuerza y se descontextualiza de la realidad del niño, es cuando el aprendizaje se vuelve aburrido por su grado de abstracción, provocando desinterés en el alumno.

El juego permite democratizar el acceso al conocimiento, aprender jugando contribuye a aumentar el número de participación de los chicos en la educación. Es por ello, que las nuevas metodologías de aprendizajes basadas en herramientas tecnológicas gamificadas, se están imponiendo con excelentes resultados.

Más de 50 aplicaciones de juegos relacionados a las matemáticas se pueden encontrar en Google Play. Estas plataformas con visión pedagógica acercan a los alumnos al aprendizaje y facilitan la incorporación de los conocimientos, especialmente en disciplinas duras como las matemáticas. Además, involucra a las familias en el seguimiento del aprendizaje de los niños y adolescentes. “Con la app Matific Math, los padres pueden obtener rápidamente información respecto al seguimiento del progreso matemático de su hijo en tiempo real, tanto en la aplicación como en línea. Las familias pueden seleccionar desde la plataforma la opción que corresponde al grado o nivel que se encuentra su niño, y de forma automática, la aplicación le desplegará el contenido adecuado de acuerdo al plan de estudio. No tiene que saber o tener un gran nivel de matemáticas el familiar que acompaña y/o realiza el seguimiento de la actividad de su hijo en la aplicación, ya que estos juegos se adaptan y permiten generar rutas de juegos personalizados a cada niño”, cuenta Canosa, Head of marketing LATAM de Matific.La gamificación se impone como técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional con el fin de conseguir mejores resultados en la adquisición de conocimientos en ciertas disciplinas, como pueden ser las matemáticas. Este tipo de aprendizaje ha ganado terreno en las metodologías de formación debido a su carácter lúdico. Llevarlo al ámbito familiar, con la posibilidad de la participación e involucramiento directo de los padres en el aprendizaje de sus hijos, es un salto transformador para un sistema de enseñanza tradicional que busca adaptarse a las nuevas generaciones, necesidades y demandas de los niños y adolescentes.