Cómo usar los datos y no morir en el intento

0
232

Las personas se sienten abrumadas y poco calificadas para utilizar datos a la hora de tomar decisiones, y eso está perjudicando su calidad de vida y su rendimiento empresarial, según el reciente informe The Decision Dilemma, elaborado por Oracle y Seth Stephens-Davidowitz, colaborador de éxito del New York Times.

En el estudio participaron más de 14 000 empleados y líderes empresariales de 17 países. Se descubrió que, en todo el mundo, a las personas se les dificulta tomar decisiones en su vida personal y profesional, en un momento en el que se enfrentan a más decisiones que nunca antes. 

Ante este escenario Alfonso López, Gerente General de Oracle Centroamérica y Caribe, señala que, “es fundamental replantear el enfoque que tomamos frente a los datos y la toma de decisiones. Por esta razón, nos enfrentamos a dos escenarios clave para manejar la indecisión, desconfianza y falta de comprensión de los datos que revela este estudio. Lo primero es que necesitamos más personas capacitadas en gestión y análisis de datos, así como nuevas oportunidades para científicos de datos en la organización. Esto implica re-capacitar a nuestros equipos de TI y abrirle la puerta a nuevos profesionales que tengan una visión y formación diferente. Lo segundo que es indispensable es contar con mejores herramientas y soluciones tecnológicas más potentes para gestionar y analizar datos. Con nuestro espectro de funcionalidades conectadas en la nube se identifican 6 elementos clave para mejorar la inteligencia de decisiones: capacidad de acción, automatización, confianza, descripción compartida, contexto, exploración y sofisticación. La gestión de datos es fundamental y nos encontramos en una posición privilegiada para dar respuesta a esta necesidad“.

El número de decisiones que tomamos se está multiplicando, y la abundancia de datos no ayuda

Las personas se ven abrumadas por la cantidad de datos y esto merma su confianza, complica mucho la toma de decisiones y afecta negativamente a su calidad de vida.

·         El 86% afirman que el volumen de datos está dificultando mucho la toma de decisiones en su vida personal y profesional, y el 87% admiten que, ante la encrucijada, más de una vez al día, no saben qué decisión tomar.

·         El 33 % tienen dudas sobre los datos o fuentes en los que pueden confiar, y el 72 % han renunciado a tomar alguna decisión debido a la abrumadora cantidad de datos.

·         El 80 % indican que esta incapacidad para tomar decisiones tiene un impacto negativo en su calidad de vida: causa picos de ansiedad (43%), pérdida de oportunidades (30 %) y gastos innecesarios (25%).

·         Como consecuencia, el 96 % han cambiado su forma de tomar decisiones en los últimos tres años. El 45% ahora solo consultan fuentes en las que confían, y el 28 % solo se guían por su intuición.

La dificultad para tomar decisiones está generando inercia en las organizaciones

Los líderes empresariales desean apoyarse en los datos, y saben que estos son fundamentales para el éxito de sus organizaciones, pero no creen contar con las herramientas para lograr el éxito, lo que está erosionando su confianza y su capacidad para tomar las decisiones oportunas.

·         El 85 % de los líderes empresariales han sufrido estrés en lo relativo a la toma de decisiones y han lamentado, se han sentido culpables o han cuestionado alguna decisión tomada en el último año. El 99 % desean respaldarse en los datos. Idealmente, les gustaría que los datos les ayudaran a: tomar mejores decisiones (55 %), reducir los riesgos (56 %), decidir más rápido (46 %), ganar más dinero (44 %) y planificar lo inesperado (32 %).

·         En realidad, el 75 % reconocen que el gran volumen de datos y su falta de confianza en estos les han impedido tomar alguna decisión, y el 89 % opinan que el creciente número de fuentes de datos ha obstaculizado el éxito de su organización.

·         La gestión de diferentes fuentes de datos ha exigido recursos adicionales para recopilar todos los datos (40 %), ralentizado la toma de decisiones estratégicas (41 %) y creado más ocasiones de cometer errores (16 %).

·         Los líderes empresariales no creen que el enfoque actual en cuanto a datos y análisis esté brindando respuestas a estos desafíos. El 73 % afirman que los paneles de control y gráficos con los que cuentan no siempre se relacionan directamente con las decisiones que deben tomar, y para el 70 %, la mayoría de los datos disponibles solo son realmente útiles para los profesionales de TI o científicos de datos.

·         Los líderes empresariales saben que esto debe cambiar. Consideran que los datos y la información adecuados pueden ayudarles a tomar mejores decisiones sobre RR. HH. (97 %), finanzas (97 %), cadena de suministro (98 %) y experiencia del cliente (98 %).

Los datos deben ser pertinentes para la toma de decisiones o dejarán de tomarse en cuenta

La recopilación e interpretación de los datos han llevado a las personas a un callejón sin salida en un momento en que lo que está en juego es increíblemente importante para los líderes empresariales.

·         El 60 % de las personas afirman que tener que reunir tantos datos supone un dolor de cabeza.

·         Esto es particularmente patente en la esfera empresarial. El 82 % de los líderes empresariales afirman que las personas a menudo toman primero una decisión y solo buscan los datos para justificar a continuación; según el 75 % de los empleados, las organizaciones con frecuencia dan prioridad a la opinión de la persona de más alta remuneración por encima de los datos, y el 12 % sienten que la mayoría de las decisiones tomadas en empresa son irracionales.

·         La situación es tan compleja que el 49 % de las personas en América Latina (así como el 52 % de los líderes empresariales) preferirían que todas estas dificultades simplemente desaparecieran y que un robot tomara las decisiones en su lugar.

·         A pesar de la frustración que les plantean los datos en los ámbitos personal y profesional, las personas saben que, sin datos, sus decisiones serían menos precisas (47 %), menos acertadas (28 %) y estarían más sujetas a errores (44 %).

·         Las personas también consideran que una organización que recurre a la tecnología para tomar decisiones basadas en datos es más fiable (91 %) y tendrá más éxito (90 %). Además, es más probable que inviertan en ella (89 %), colaboren con ella (91 %) y trabajen para ella (90 %).