China busca generar energía solar en el Espacio: ¿Una idea “aterrizada”?

China, en su búsqueda por energías limpias, anunció que está planeando una estación solar en el Espacio para recolectar energía y transmitirla hacia la Tierra. Suena a ciencia ficción, pero es real.

Anteriormente, Estados Unidos, durante los años 70, había explorado esta posibilidad, pero nunca se concretó. Sin embargo, el país asiático se lo está tomando en serio y espera, hacia el 2035, lanzar una estación espacial que generaría 10MW de energía. Por el momento, están realizando pruebas y estudiando posibilidades de transmisión de la energía a nuestro planeta: a través de microondas o láser.

Asimismo, la investigación Photovoltaics-Driven Power Production Can Support Human Exploration on Mars, concluyó que la energía solar marciana en el Ecuador del planeta rojo sería una mejor alternativa que la energía nuclear que actualmente se explota.

“Todas estas soluciones están en etapas exploratorias, por lo que me pregunto: ¿cuán costoso podría llegar a ser producir y transportar a la Tierra un producto de esas características?”, comenta Víctor Opazo Carvallo, CEO de Solek Chile, y agrega: “tal vez sería más conveniente aprovechar y explotar los recursos que ya tenemos en nuestro planeta, mejorar las alternativas de almacenamiento y potenciar la energía solar que ya manejamos acá”, afirma.

El ejecutivo señala que existen muchas soluciones innovadoras como son los parques solares flotantes, que se pueden instalar en lagunas de relave o de desechos industriales ya presentes, haciendo más eficiente el uso de esa superficie: “básicamente, se trata de una estructura que flota en mar, laguna o cuenca artificial, y que permite la producción de energía solar. Una ventaja muy notable de estas soluciones es que los paneles mejoran su producción de electricidad cuando flotan en el agua, y es que su eficiencia se reduce al aumentar la temperatura de estos”.

Otra ventaja, es que en una instalación flotante, el agua que aloja los paneles ayuda a su refrigeración. Gracias a ello, son capaces de producir electricidad de forma más eficiente, especialmente en climas cálidos.

Lo más importante para el ejecutivo de Solek Chile es buscar y desarrollar equipos colaborativos y de investigación tan potentes como los que se dan en materia espacial: “Veo que las iniciativas gubernamentales en los países del primer mundo se enfocan en soluciones más lejanas. Por ese lado, naciones como la nuestra pueden sacar ventaja para investigar de forma más potente lo que tenemos a mano, sobre todo Chile que tiene tanto potencial de desarrollo en materia de energías limpias”.