Aprende a conocer el procesador de tu equipo

Muchas veces, cuando vamos a comprar un equipo, leemos las especificaciones técnicas sin entender mucho qué nos aporta cada una. Sin embargo, cuando se trata del procesador, que no es otra cosa que el cerebro de un equipo, capaz de coordinar los datos, aplicaciones y todos los procesos, es indispensable saber de qué nos hablan. 

Cuando Acer anunció la incorporación de un procesador Intel Core i5 8300H a su emblemática Nitro 5 nos dimos a la tarea de tratar de entender cuál es el “plus” que nos ofrecen.

Comencemos por lo básico, cuando nos hablan de un procesador Intel Core i5 8300H, Core es la arquitectura interna, mientras i5 es la categoría dentro de todos los procesadores. Luego tenemos una combinación alfanumérica basada en la generación y la línea de productos. El primer dígito en la secuencia de cuatro números (8) indica la generación del procesador y los tres dígitos siguientes son los números de referencia (300). Cuando corresponde, un sufijo alfa aparece al final del nombre del procesador (H), que representa la línea de procesadores.

Un equipo nuevo equipado con un procesador Intel® Core™ de 8va generación ofrece un gran salto de desempeño en comparación con la generación anterior, lo que permite que los usuarios hagan las cosas de manera rápida y fácil, compren con seguridad incorporada y disfruten de entretenimiento de última generación. Mientras, la categoría i5 de un procesador de 8va generación garantiza un aumento drástico de la productividad con las sesiones de chat de video, en las que podrás cambiar entre aplicaciones, guardar y buscar archivos rápidamente.

Por su parte, la letra H al final de un procesador Intel significa que tiene una tarjeta de gráficos de alta velocidad, lo cual hace que el equipo sea superior a los estándares y permite edición de video con renders rápidos e inclusive, en el caso de la Nitro 5 de Acer, jugar en gráficas medias o altas algunos títulos recientes con calidad de Xbox.

Con el paso de los años Intel ha mejorado su línea de procesadores, haciéndolos cada vez mas pequeños y rompiendo la barrera nanométrica para entregar procesadores diminutos óptimo desempeño. Cada generación de Intel tiene beneficios no solo en el tamaño y consumo si no que también se esmeran en mejorar la unidad de tarjeta gráfica integrada en el procesador. Por eso, al comprar un equipo y en base a lo que ya sabes, te recomendamos visitar el sitio web oficial de procesadores Intel y utilizar el recuadro de búsqueda, colocando en él el nombre del procesador que buscas.