¿Actualizarás tu sistema operativo? Con Kingston no es necesario cambiar tu PC

A más de un mes de iniciado el 2020, este año trae una característica que tiene pendiente a muchos usuarios sobre todo empresariales: uno de los sistemas operativos más populares ha dejado de tener soporte, obligando a los usuarios y empresas, quienes buscan estar protegidos, a una actualización de software. Dadas los altos requerimientos de Windows 10, este cambio conlleva un importante upgrade de hardware lo que se puede convertir en un desembolso importante de dinero, algo que hoy en día no todos están en condiciones de llevar a cabo.

¿Soluciones? Existen. Kingston recomienda reemplazar componentes del mismo equipo, siendo una opción mucho más económica que la compra de uno nuevo. Entre ellas, destaca el cambio de discos mecánicos o discos duros por unidades SSD, además de incrementar la memoria RAM.

Cristina Carbajal, Gerente General de Kingston Technology afirma que “los SSD poseen múltiples ventajas respecto de los discos duros convencionales. Una de las más llamativas es que prácticamente duplican el rendimiento de la computadora en distintos aspectos”.

“Con una SSD es posible arrancar el sistema o hacer algo tan simple como abrir un documento Word 2,5 veces más rápido, abrir Outlook con una velocidad 5 veces mayor o incluso detectar virus en la mitad de lo que toma hacerlo desde un disco duro”, agrega la ejecutiva.
Otro aspecto importante para tener muy en cuenta es la memoria RAM que posee el equipo, la cual te permite correr de manera adecuada el nuevo sistema operativo, ya que actualmente muchos dispositivos poseen solo 4GB. “Tener 8GB de RAM y un SSD de al menos 240GB es el balance perfecto para los sistemas de hoy”, complementa Cristina Carbajal.

Para poder hacer el upgrade existen múltiples opciones como los formatos SATA 2.5 o PCIe en SSD, aunque actualmente es posible prolongar la vida útil de la máquina incluso por menos de USD $100.
Kingston detalla a continuación algunos de los componentes recomendados:

SSD A2000: Este SSD de próxima generación integra tecnología 3D NAND y proporciona un rendimiento superior, que reduce el consumo energético y con ello la temperatura generada al funcionar. Es ideal para ultrabooks y computadores portátiles gracias a su bajo precio. La unidad A2000 está disponible en capacidades de 250GB, 500GB y 1TB y cuenta con cinco años de garantía limitada, soporte técnico gratuito y la legendaria fiabilidad de Kingston.

SSD KC2000: Ofrece un rendimiento potente usando el último controlador Gen 3.0 x 4 y el 3D NAND TLC de 96 niveles. Con velocidades de lectura/escritura de hasta 3,200/2,200Mb/seg, el KC2000 ofrece una excelente resistencia y mejora el flujo de trabajo en computadoras de escritorio, estaciones de trabajo y computación de alto rendimiento (HPC). El diseño compacto M.2 ofrece mayor flexibilidad, aumentando el almacenamiento, pero ahorrando en espacio. Disponible en capacidades de 250GB a 2TB.

SSD SATA KC600: Diseñado para su uso en computadores de escritorio y portátiles, el KC600 es una unidad SSD de capacidad completa, que ofrece un rendimiento extraordinario. Cuenta con una suite de seguridad que incluye encriptado basado en hardware AES-XTS de 256 bits, TCG Opal 2.0 y eDrive, lo que permite a los usuarios proteger y garantizar la seguridad de sus datos. El KC600 ya se encuentra disponible en capacidades de 256GB y 512GB, y próximamente llegarán las unidades de 1TB (1024GB) y 2TB (2048GB).

Memoria RAM DDR4: Para todos aquellos usuarios que deseen dar un upgrade a su sistema en cuanto a velocidades de procesamiento, Kingston ofrece módulos de memoria RAM DDR4 en diferentes capacidades y velocidades, que van desde 2666Mhz, 2933Mhz y hasta 3200Mhz en 8GB, 16GB y 32GB.