Accenture es víctima de un ataque de ransomware

 
ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analiza un nuevo ataque del ransomware Lockbit 2.0. La banda detrás de este ransomware publicó el nombre de Accenture la empresa multinacional de consultoría estratégica, servicios tecnológicos y externalización, en el sitio que utilizan para publicar la información robada de sus víctimas y así presionarlas para que paguen el rescate. 

Si bien el miércoles, la banda cibercriminal publicó la información, horas más tarde dio marcha atrás en sus pasos y postergó para el jueves 12 de agosto la publicación completa. Por su parte, Accenture confirmó que identificó actividad irregular en sus sistemas, pero que rápidamente contuvieron el problema y aislaron los servidores afectados. Asimismo, la consultora afirmó que el incidente no afectó sus operaciones ni los sistemas de sus clientes. 

Por su parte, la compañía Cyble afirmó a través de su cuenta de Twitter que los actores de amenazas aseguran haber robado 6TB de información y que están solicitando un rescate por 50 millones de dólares. 

La semana pasada, el Centro de Ciberseguridad Australiano (ACSC) emitió un comunicado advirtiendo sobre el incremento de los ataques del ransomware Lockbit 2.0 contra entidades de Australia. En el sitio que utiliza el grupo para publicar la información de sus víctimas figuran empresas de múltiples países, incluyendo dos empresas de Brasil. Solo los ataques publicados el 11 de agosto corresponden a empresas de Indonesia, Irlanda, España y Estados Unidos. 

“Lockbit 2.0 es un ransomware as a service (RaaS, por sus siglas en inglés). Al igual que otras bandas de ransomware que opera bajo esta modalidad, el grupo busca afiliados para que formen parte del negocio y son estos últimos quienes logran vulnerar los sistemas de las víctimas para luego dividir ganancias con los desarrolladores del malware”, comenta Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica. 

La primera variante de Lockbit fue detectada en septiembre de 2019 y ha estado apuntando a organizaciones de diversos sectores, como servicios profesionales, construcción, retail, entre otros. En junio de este año el grupo comunicó el lanzamiento de la versión 2 (Lockbit 2.0) en la cual los atacantes dicen haber incluido una función para el robo de información conocida como “StealBit”. La misma, aseguran los atacantes, permite descargar automáticamente y de manera muy rápida todos los archivos de la compañía víctima a su blog.