Nuevo malware que roba dinero mediante transferencias bancarias

Nuevo malware que roba dinero mediante transferencias bancarias

El Laboratorio de Investigación de ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, recientemente descubrió una nueva familia de malware bancario que utiliza una técnica innovadora para manipular el navegador, provocando que las transacciones bancarias sean enviadas a cuentas de los atacantes sin que el usuario sospeche.

Este malware bancario utiliza una técnica que en lugar de usar métodos complejos de inyección de procesos para monitorear la actividad del navegador, intercepta eventos específicos del bucle de mensajes de Windows, de tal modo que pueda inspeccionar los valores de las ventanas en busca de actividades bancarias. Una vez que la actividad bancaria es detectada, el malware inyecta un JavaScript malicioso en el sitio web. Todas estas operaciones son realizadas sin que el usuario lo note.

En enero de 2018 se identificó por primera vez al grupo detrás de este malware bancario propagando sus primeros proyectos; siendo uno de ellos un malware que robaba criptomonedas reemplazando la dirección de las billeteras en el portapapeles. El grupo se focalizó en malware de clipboard durante unos meses, hasta que finalmente introdujo la primera versión del malware bancario. Como resultado se observó un pico en la tasa de detección en comparación con los proyectos previos, esto se debió a que los cibercriminales fueron muy activos en el desarrollo del banker e introdujeron nuevas versiones casi de forma diaria.

El banker es distribuido mediante campañas de spam maliciosas a través del correo, que contienen como adjunto un downloader JavaScript, fuertemente ofuscado, de una familia comúnmente conocida como Nemucod. De acuerdo a los análisis, las campañas de spam están dirigidas principalmente contra usuarios polacos.

Se caracteriza por manipular el sistema simulando el accionar de un usuario. El malware no interactúa en ningún punto con el navegador a nivel de procesador, por lo tanto, no requiere de privilegios especiales y anula cualquier fortalecimiento del navegador por parte de terceros; que generalmente se enfocan en métodos de inyección convencionales. Otra ventaja para los atacantes es que el código no depende ni de la arquitectura del navegador ni de su versión, y que un único patrón de código funciona para todos los navegadores.

Una vez identificadas, el banker implementa un script específico para cada banco, ya que cada sitio bancario es diferente y presenta un código fuente distinto. Estos scripts son inyectados en páginas en las que el malware identifica una solicitud de inicio de transferencia bancaria, como el pago de una cuenta. El script inyectado de manera secreta reemplaza el número de cuenta del destinatario con uno diferente y cuando la víctima decide enviar la transferencia bancaria, el dinero será enviado en su lugar al atacante. Cualquier medida de seguridad contra pagos no autorizados, tales como doble factor de autorización, no será de ayuda en este caso dado que el propietario de cuenta está enviando la transferencia voluntariamente.

Los números de cuentas bancarias maliciosas cambian de manera muy frecuente, y prácticamente todas las campañas tienen uno nuevo. El banker solo robará dinero si el monto de la transferencia bancaria está dentro de cierto rango – generalmente se eligieron como blancos pagos que estén entre los 2.800 y los 5.600 USD. El script reemplaza la cuenta bancaria receptora original y también reemplaza el campo de entrada para esos números con uno falso que muestra la cuenta bancaria original, para que de esta manera el usuario vea el número válido y no sospeche de nada.

Este hallazgo nos muestra que en el transcurso de la batalla entre la industria de seguridad y los autores de malware bancario, las nuevas técnicas maliciosas no necesitan ser altamente sofisticadas para ser efectivas. Pensamos que en la medida de que los navegadores estén más protegidos ante la inyección de códigos convencionales, los autores de malware atacarán los navegadores de diferentes formas. En este sentido, Win32/BackSwap.A simplemente nos mostró una de las posibilidades”, mencionó Camilo Gutierrez, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Las soluciones de seguridad de ESET detectan y bloquean esta amenaza como Win32/BackSwap.A Trojan. Asimismo, desde la compañía se notificó a los navegadores afectados acerca de esta innovadora técnica de inyección de código.

Categories: Seguridad

About Author

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*