FireEye: ciberataques pueden causar otro tipo de daños

FireEye: ciberataques pueden causar otro tipo de daños

La empresa de seguridad guiada por inteligencia, alertó que debido a la magnitud y variedad de los ataques informáticos que se han detectado en diferentes industrias, el sector aeronáutico no debe bajar la guardia y mantenerse alerta en forma permanente debido a los riesgos potenciales que implica el manejo y control de los diferentes sistemas que se integran en esta industria.

“Hay una preocupación seria que está creciendo acerca de la teoría de que alguien podría hackear un avión. Esto se debe a que se puedencomprobar fácilmente las consecuencias de ello desde el momento en el que una persona consigue entrar en algún sistema de un avión, vulnerar un sistema de control y lograr manejar la altura y dirección de la nave, aunqueese no sea el mayor riesgo en la aviación”, explicó Robert Freeman, vicepresidente para Latinoamérica de FireEye.

Lo cierto es que en cualquier sector debe haber una preocupación acerca de la posibilidad de que cualquier sistema se puedehackear e infiltrar, y con la explosión de IoT en nuestras vidas, la preocupación debe incluir desde los refrigeradores en el hogar, hasta los sistemas de cómputo, automóviles y aviones. “Por un lado, en nuestra sociedad desarrollamos productos, aplicaciones y servicios pensando en qué tan rápido podemos colocarlos en el mercado, pero por otro lado no consideramos desarrollar artículos seguros contra ataques cibernéticos. De hecho, podemos afirmar que no hay ningún producto o aplicación que se haya desarrollado de manera cien por ciento segura”, abundó Freeman.

En cuanto a los rangos de importancia, en FireEye se considera que la posibilidad de hackear un avión es infinitamente más preocupante que infiltrar una empresa a través de una impresora. Tal preocupación aumentó después de que un especialista en seguridad, Chris Roberts, hace dos años aseguró públicamente que hackeó un avión a través de su sistema de entretenimiento y,según sus palabras, consiguió que el avión cambiara de posición mientras volaba.  Sin embargo, después de investigaciones detalladas del FBI, Boeing y otros expertos, la conclusión arrojada fue que se trataba más de un cuento de Hadas que de algo verídico.

Categories: Seguridad

About Author

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*