Compañía argentina presenta un dron capaz de salvar vidas

Compañía argentina presenta un dron capaz de salvar vidas

Una empresa de servicios médicos de Argentina presentó el primer dron capaz de salvar vidas gracias a que el aparato transporta un desfibrilador automático para realizar una reanimación cardiopulmonar ante un posible paro cardíaco o una muerte súbita.

El aparato pertenece a la empresa de servicios médicos de urgencia Vittal, que aseguró ser la primera compañía de Suramérica en desarrollar un dron que contiene en su interior un equipo de emergencia con el que se podrá atender pacientes.

“La idea de la utilización de este vehículo para acercar esta solución tiene que ver con cualquier situación que se presente en la vía pública donde uno encuentra a alguien que se descompone”, explicó la gerente general de Vittal, Martha Sarti.

Relató que tras sacudir y comprobar el estado de la persona que se halla inconsciente, aquel que le socorra debe pedir telefónicamente ayuda médica, y en el caso de tratarse de Vittal se registra la llamada y se envía al paciente un dron que le auxilia antes de que llegue la ambulancia.

El dron cuenta con un localizador GPS con el que llegar a la ubicación del paciente, una brújula magnética, un barómetro y una cámara que transmite video en tiempo real y que cuenta con un alcance de 5 kilómetros de visibilidad.El aparato presenta imágenes de guía sobre cómo aplicar el desfibrilador externo automático (DEA) al paciente al que se está dando asistencia.

Según explicó Sarti, es el propio software del equipo el que determina si es necesario o no el hacer una descarga al paciente, algo que el desfibrilador percibe de forma automática una vez que están colocados los sensores en su tórax.

“El aparato viene con un software especial que da instrucciones a prueba de cualquier persona”, dijo la gerente general, que añadió que no se necesita una instrucción previa ya que el instrumento lleva consigo unas indicaciones sencillas de seguir.

Sarti apuntó que lo más importante es la “concientización” de la relevancia de las áreas “cardioprotegidas” que dispongan de un equipo DEA, como espacios públicos con amplia afluencia de gente, así como la “capacitación” de las personas para que puedan hacer un buen uso del equipo de emergencia.

El primer prototipo del dron pesa siete kilos y medio, es capaz de funcionar en una temperatura entre los -10 y los 40 grados centígrados y vuela a una altura máxima de 122 metros. “Es un dron muy grande, de seis rotores, por lo que necesitamos un espacio muy amplio. En principio lo vamos a usar en eventos deportivos o musicales al aire libre y que congreguen a una amplia cantidad de personas”, declaró a Efe el director médico de Vittal, Silvio Aguilera.

 

 

Categories: Update

About Author

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*